niños con lento y rapido aprendizaje

facultad de humanidades

  

 

 

UCAD

 

 

catedra:

Psicopedagogia i

 

tema:

Niños de lento y rápido aprendizaje

 

catedratico:

LIC. omar alberto herrera perla

 

ALUMNOs:

Silvia patricia guillen ramírez

Clara luz de rivera

luis esteban barrera figueroa

herbert alexander abarca jovel

juan alberto reyes raymundo

 

FECHA DE ENTREGA: MARTES 31 de marzo de 2009

 

“…Y LA VERDAD OS HARÁ LIBRES”

INTRODUCCIÓN

A lo largo de la historia han existido diversas formas de concebir, definir y por ende tratar a las personas con problemas en el aprendizaje. Dichas concepciones dependen en gran medida de las ideas y creencias que imperan en la sociedad y que permiten formar un juicio acerca de cómo se debe tratar a una persona con problemas en el aprendizaje. En el presente trabajo se pretende hacer un análisis acerca de los niños con un problema de aprendizaje lento o rápido, según sea el caso.

A partir de la concepción que se tenga de la persona con problemas en el aprendizaje, y de cómo se definan dichos problemas, es como se plantean los objetivos y el tipo de tratamiento. Con el fin de resaltar el principio de igualdad, surgió la definición de “necesidades educativas especiales”, que, aunque es un término muy amplio, y aunque brinda una buena concepción social, psicológicamente no dice nada; lo mismo pasa con el resto de las definiciones, que si bien son más específicas, como los trastornos del aprendizaje, las dificultades específicas del aprendizaje, etc., terminan por etiquetar al individuo sin que eso le sirva de mucho. En realidad lo que hace falta es una buena definición psicológica acerca de los problemas en el aprendizaje, que permita un avance en la educación especial.

A lo largo del presente trabajo se abordarán las definiciones que han surgido en torno a los problemas del aprendizaje lento y rápido, analizando de manera crítica cada una de ellas y señalando las ventajas y desventajas que ocasiona el adoptar cada una de ellas. Del mismo modo, se hará una reflexión acerca de cada definición, con el propósito de encontrar una alternativa que resulte benéfica para las personas que padecen algún problema en el aprendizaje, a fin de mejorar la atención y el trato que reciban, además de adoptar una concepción que nos permita aprender de una mejor manera el tipo de trato que debemos dar a los niños con este tipo de problemas en su aprendizaje.

Se trata pues de buscar una definición flexible y clara que nos permita entender de manera precisa con quién se está trabajando y nos facilite la tarea de proponer objetivos   realistas y centrados que permitan avances en la solución del problema que se esté tratando.

Por lo tanto, el presente trabajo tiene como objetivo hacer un análisis crítico de las diferentes definiciones que han surgido en torno a los problemas en el aprendizaje, para poder elegir una definición o proponer alguna otra que resulte más adecuada por su flexibilidad y precisión.

NIÑOS DE LENTO APRENDIZAJE

 

Los niños de aprendizaje lento no son niños con deficiencia mental, pero si con ciertas particularidades, que les hacen estar por debajo de lo común en cuanto al rendimiento académico y a la habilidad mental.  Es importante que los padres y maestros entiendan que su retraso no es mental, más bien en la mayoría de los casos son niños que han sufrido o sufren tensiones superiores a las habituales de su edad o han sido expuestos a circunstancias familiares o escolares no propias para su edad cronológica y emocional.

La educación de un niño de aprendizaje lento constituye uno de los más grandes desafíos de nuestro sistema educativo. Estos menores presentan significativas dificultades para adaptarse a las exigencias de la escuela común y, sin embargo, sus necesidades educativas especiales no los hacen beneficiarse de una educación en la escuela especial, ya que sus potencialidades son muy superiores a las de un niño con retrasos cognitivos más severos.

Los niños de aprendizaje lento poseen dificultades generales del aprendizaje, que comprometen su desempeño en las distintas asignaturas de la escuela. Generalmente se presenta una variedad de factores que condicionan estas necesidades educativas especiales: habilidades cognitivas descendidas (en las evaluaciones tradicionales aparecen como niños con inteligencia limítrofe o normal lenta), necesidades especiales en el ámbito del lenguaje, de la percepción, de la psicomotricidad, de las habilidades ejecutivas para el aprendizaje, como la atención, concentración, organización de la conducta, impulsividad, estrategias para autoevaluarse y reorientar la acción, entre otras. (Yánez y Palacios, 1999)

Los niños de aprendizaje lento en la escuela poseen un desempeño académico muy descendido. Muchas veces repiten cursos, medida que no logra los resultados esperados, ya que se mantiene el bajo desempeño académico y se complica la situación del alumno, con una creciente desvinculación con su grupo de pares de referencia, lo que pone en riesgo la adaptación social y la maduración en aspectos de la vida relacionados con la convivencia, la imagen personal y la socialización. En estos niños las habilidades sociales generalmente se encuentran poco desarrolladas, existiendo muchas veces problemas conductuales y de adaptación a las exigencias de la escuela, problemas interpersonales, ansiedad, depresión, entre otras. Al respecto, es importante destacar que un niño que no experimenta éxito en su aprendizaje se define a si mismo como una persona que no es capaz de aprender, lo que afecta directamente su autoestima y capacidad de logro, llevándolo a vivir situaciones de reiteradas frustraciones, limitándose de este modo su proyecto de vida.

 

Algunas características de los niños con aprendizaje lento pueden ser:

§        Necesidad de repetir las cosas muchas veces para que se le “queden.”

 

§        Su forma de razonar es sencilla, prefiere lo práctico y lo concreto

 

§        Su rendimiento es mayor en tareas cortas, y en ejercicios teóricos.

El niño con aprendizaje lento puede funcionar en casi todos los tipos de escuelas siempre y cuando el personal que lo instruya tenga la sensibilidad de trabajar respetando su ritmo y ofreciéndole la atención necesaria. Si se le da la oportunidad el niño sin dudas podrá aprender y mejorar, hasta casi igualarse con sus compañeros, pero más lentamente.

El desempeño del maestro ante este tipo de alumno será el responsable directo del impacto positivo o negativo ante las actividades lúdicas y todo lo relacionado a su vida escolar. El maestro debe proporcionarle al niño metas que sean a su nivel y desarrollo, (que el pueda superar), reforzarle cualquier progreso en el aprendizaje por mínimo que sea, afianzar su interés por los estudios y jamás compararlo con otro alumno, en todo caso, solo consigo mismo. Las notas deben calificar su esfuerzo y progreso, pues él necesita más tiempo que sus compañeros, sus calificaciones les servirán de refuerzo, en cambio las malas notas les harán abandonar sus estudios. Las exigencias, las presiones, la impaciencia, producen en él tensiones emocionales que dificultan su aprendizaje aún más. Por lo tanto es conveniente que sean evitadas. Cuando a estos niños no se les presta la atención que necesitan, aparece una grave inadaptación, que hace inútil la enseñanza y la escuela.

Pareciera ser entonces que un niño con estas características podrá consolidar su desempeño escolar descendido a lo largo de los años, presentando bajas notas, repitiendo cursos, consolidando problemas emocionales y de integración social.

En relación a las necesidades educativas especiales de estos niños, es posible apreciar un desarrollo del pensamiento que requiere la mediación de elementos más concretos, existiendo dificultades para consolidar un pensamiento más abstracto, globalizador y divergente. Del mismo modo, son frecuentes las dificultades en la memoria tanto a corto como a largo plazo. Es así como lo que aprenden hoy se ha olvidado mañana. Frecuentemente los profesores advierten que los niños no dominan el vocabulario básico de las temáticas en estudio; asimismo, les es difícil categorizar la información o transferirla a otras situaciones. Del mismo modo, estos alumnos pueden emplear largos períodos de estudio en sus hogares, sin embargo sus notas son siempre bajas. Una de las razones de estas dificultades se asocia muy frecuentemente a la falta de instrumentos verbales para comunicar sus conocimientos y a la tendencia al aprendizaje textual y memorístico.

Yánez y Palacio (1999) creen que, sin duda, los niños con aprendizaje lento constituyen un gran desafío para la educación. Estos niños deben educarse en la escuela común, beneficiándose de una vida lo más normal posible. La Escuela les debe otorgar la posibilidad de educarse, impulsando el empleo de programas flexibles que valoren sus potencialidades y fortalezas, los ayude a descubrir sus vocaciones, y los apoye y estimule en el trabajo de las áreas de aprendizaje que les presentan mayores desafíos.

Definir a un niño con “lento aprendizaje” está sujeto más que nada al criterio de los profesores, debido a que es un término muy utilizado en el área académica. Las causas ni siquiera se indagan, pero estos son niños que toda su vida van arrastrando materias. Pareciera que les falta motivación o capacidad; en general presentan problemas en todas las materias de la escuela y necesitan de una educación que se centre más en ellos para que puedan avanzar al parejo de sus compañeros.

Esta definición es más específica porque define bien a los niños con lento aprendizaje, pero es muy vaga porque no se sabe qué es lo que ocurre con esos niños para que no puedan estar al parejo de sus compañeros. Una de sus ventajas sería que permite que todos los niños que van mal en la escuela pudieran beneficiarse de una educación especial si se les mira como ‘niños con lento aprendizaje’. Pero en realidad hay muchos niños que van mal en la escuela y no es precisamente porque tengan lento aprendizaje; entonces, ¿cómo saber cuáles niños en verdad tienen lento aprendizaje y cuáles no, por lo menos a nivel escolar?

 

Estos son algunos consejos para aquellos que tienen un niño con aprendizaje lento.

 

·        Utilice métodos Sencillos. Use técnicas de enseñanza sencillas. La repetición es buena. Los métodos de enseñanza “antiguos” funcionan mejor para estos casos. Los maestros para niños de lento aprendizaje usan las antiguas tarjetas de repaso.

·        Pocas Distracciones. Use páginas de libros y otros trabajos que no tengan imágenes que puedan distraer la atención del niño. Las imágenes y el color innecesario puede ser una distracción que puede causar frustración. Asegúrate de que el cuarto esté libre de ruidos y objetos que sean innecesarios.

·        Enseñanza Constante. Trabaje con el niño uno a uno. Él lo necesita allí con él todo el tiempo. Es incapaz de enfocarse sobre una tarea y terminarla sin que usted este allí para ayudarle y motivarlo. Este preparado para pasar tiempo con el niño.

·        Destrezas Básicas. Concéntrese en lo básico de la lectura y las matemáticas. Puede leer historia al niño a hacer un experimento científico con el, pero asegúrese de que esté progresando en las habilidades básicas de la lectura y las matemáticas. Estas serán las habilidades que le serán indispensables cuando sea adulto.

·        Reforzar positivamente sus esfuerzos afianzando su interés por la escolaridad. Concéntrese en reforzar de manera positiva cada uno de sus logros y nunca lo ataque personalmente. Las presiones y humillaciones que acompañan la desesperación al hacer las tareas SOLO HARAN QUE EL NIÑO RETROCEDA EN SU APRENDIZAJE. No lo juzgue, ámelo, respételo, entiéndalo y si es necesario busque ayuda porque la mayoría de estos niños son inseguros y tiene una autoestima baja.

 

 

 

 

 

 

 

 

NIñOS DE RAPIDO APRENDIZAJE.

Son aquellos intelectualmente dotados y académicamente talentosos.

Los estudiantes intelectualmente dotados y académicamente talentosos son aquellos cuyas habilidades intelectuales y el potencial para ser exitosos son tan sobresalientes que necesitan atención especial para poder lograr sus metas educativas. La elegibilidad se determina en función a la demostración de un desempeño académico en el aula avanzado, resultados sobresalientes en pruebas nacionales basadas en normas específicas y evidencia de razonamiento avanzado, el cual se mide haciendo una prueba de razonamiento abstracto y  pensamientos lógicos.

 

Características de un (a) Niño (a) Intelectualmente Dotado(a)

ü      Tiene gran curiosidad por los objetos, situaciones o eventos

ü      Quiere saber “cómo” y  “por qué”

ü      Tiene una memoria excepcional

ü      Muestra un agudo sentido de observación sobre la interacción humana

ü      Es sensible a los sentimientos de los demás

ü      Observa detalles

ü      Tiene un agudo sentido de humor

 

Otras características:

ü      Aprende con facilidad

ü      Lo comprende todo al instante

ü      Comprende ideas

ü      Construye abstracciones

ü      Disfruta con los compañeros

ü      Prefiere a los adultos

ü      Comprende a la primera

ü      Realiza inferencia

ü      Completa las tareas

ü      Inicia proyectos

ü      Es receptivo

ü      Es intenso

ü      Replica lo aprendido con eficacia

ü      Crea nuevos diseños

ü      Disfruta de la escuela

ü      Disfruta aprendiendo

ü      Absorbe información

ü      Manipula la información

ü      Técnico

ü      Inventor

ü      Bueno memorizando

ü      Bueno adivinando

ü      Disfruta avanzando secuencialmente

ü      Le sienta muy bien la complejidad

ü      Está alerta

ü      Observa con agudeza

ü      Está satisfecho con su nivel de aprendizaje

ü      Es altamente autocrítico

 

 

 

NIÑOS ACADEMICAMENTE DOTADO: ENRIQUECIMIENTO O ACELERACION.

Con los niños de gran inteligencia o con elevadas puntuaciones de aptitud escolar, la individualización adopta generalmente dos formas,

Los partidarios del enriquecimiento—proporcionar a estos alumnos trabajos escolares mas avanzados, difíciles o suplementarios, aunque conservándolos con sus compañeros cronológicos y sociales— argumentan que este procedimiento evita el desajuste social de los bien dotados, los equipa mejor para adaptarse a personas de todos los niveles de capacidad en sus vidas futuras y los capacita para estimular a sus contemporáneos menos brillantes.

El enriquecimiento se realiza característicamente  por medio de la agrupación por capacidad, individualizando la enseñanza dentro  de una clase dada o separando a los niños dotados en escuelas especiales.

Los defensores de la aceleración, por otra parte, señalan que en las actuales condiciones educativas es muy difícil que un profesor ocupado  enriquezca adecuadamente la enseñanza que imparte a los alumnos dotados (Gallagher y Lucito, 1961)que en el enriquecimiento hay que extraer por lo común materiales de estudio del siguiente nivel de enseñanza, con lo que se crean problemas  de aburrimiento y perdida de interés cuando el alumno llega  a ese nivel; que las escuelas especiales crean a menudo actitudes perniciosas de engreimiento y superioridad, a la vez que aíslan al dotado del niño promedio ( con lo que se priva a éste  de la experiencia social necesaria y al primero, de la deseable estimulación intelectual).; y, lo mas importante, que la aceleración en si tiene muchas ventajas positivas para los alumnos que  se dedican a planear sus carreras profesionales.

 

La aceleración puede ejecutarse de muchas maneras diferentes: con la admisión temprana al Kinder y a la universidad;  con la aprobación doble; con la admisión a la universidad por posición avanzada, y promedios como concentrar la enseñanza y prolongar el año escolar, hacer dos años en uno, y con que los alumnos incrementen sus propias velocidades en las clases no graduadas. Con estos procedimientos se evita el riesgo de omitir ciertos aprendizajes importantes, esenciales en los planes de estudio secuencialmente organizados.

En general, revisando los procedimientos de aceleración (Shannon, 1957) se aprecia que no obstaculizan al niño dotado ni social ni emocionalmente, ni tampoco en términos de cumplimiento académico.

Los niños admitidos en el Kinder a una edad temprana (Worcester, 1956), o que son trasladados del segundo al cuarto grados después de un curso de verano de cinco semanas (Klausmeier, 1963; Klausmeier, Goodwin y Ronda 1968), se desempeñan tan bien o mejor académicamente como los demás alumnos en los grados ulteriores.

Están igualmente bien ajustados emocional y socialmente, son aceptados con facilidad por sus compañeros y tienen mas probabilidad de ingresar en la universidad y de recibir un adiestramiento profesional avanzado (Pressey, 1965).

Asimismo, los estudiantes que ingresan en la universidad  a edades tempranas tienden a lograr mejores calificaciones, hay más probabilidad de que sigan avanzando en sus estudios, manifiesten menos problemas de disciplina, y tiendan a lograr mas éxito en sus carreras (Fund for the Advancement of Education, 1957; Pressey, 1962c; Terman  y Oden, 1949).

Meister (1956) encontró que los estudiantes de preparatoria que ingresan a la universidad con posiciones avanzadas o que pasan exámenes de colocación  avanzados se desempeñan tan bien como los estudiantes regulares en su año de iniciación.

 

Características problemáticas

Hay cuatro características que tienden dar problemas a las personas dotadas y talentosas:

1.      Intensidad

 

2.      Sensitividad

 

3.      Multipotencialidad o Multiestímulos

 

4.      Energía excesiva

 

Los niños dotados son INTENSOS

Reaccionan en forma grande a cosas pequeñas “Visión de túnel” – presentan dificultades para cambiar de tema o dejar ir algo “Cautivados” por un tema – profundamente absortos; no oyen lo que sucede a su alrededor

 

Los niños dotados son SENSITIVOS

Capaces de entablar lazos de empatía mucho antes que otros niños

Sienten el dolor de otros

Tienden a tomar las críticas de manera muy personal; sentimientos heridos

Afectados por los sonidos, los olores, las texturas.

 

Los niños dotados tienen MULTIPOTENCIALIDAD

Tienen el potencial para ser buenos en muchas cosas

Responden a estímulos múltiples

A veces pueden prestar atención a más de una cosa a la vez

Hacen difícil la toma de decisiones

 

Los niños dotados tienen ENERGÍA EXTRA

Necesitan dormir menos que otros niños

Prefieren los juegos rápidos y las actividades rápidas

Interrumpen con frecuencia (saben lo que se va a decir)

A menudo deben contonearse y moverse

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CONCLUSIONES

 

Existen muchas definiciones acerca de problemas del aprendizaje, casi tantas como autores, ya que cada uno imprime su sello en esas definiciones y le da desde su punto de vista una orientación determinada.

Todas las definiciones que fueron analizadas en este ensayo tienen sus ventajas y desventajas, ninguna de ellas es perfecta y la más adecuada va a depender de la persona a la que se esté tratando; contrario a lo que se proponía sobre adoptar una concepción a partir de la definición más adecuada, se hablaba de conocer primero la definición para así crear objetivos y programar. Pero la realidad es que es necesario saber la clase de problema que tiene la persona para poder ubicarla en alguno de estos conceptos y a partir de ahí diseñar un programa.

La mayoría de los conceptos surgidos en torno a los problemas del aprendizaje tienen un corte de tipo educativo y social, y son de utilidad para promover la igualdad o para dividir a los estudiantes que tendrán éxito de los que no, pero proporcionan realmente muy poca información psicológica. Tal vez lo que en realidad hace falta es que los psicólogos se preocupen por definir psicológicamente los problemas del aprendizaje y a partir de ahí llegar a la definición más adecuada.

Pero hay que entender que es difícil ponerse de acuerdo en la eterna pelea entre la especificidad o la extensión. A veces la especificidad hace que la rigidez no permita el avance, aunque permite la delimitación del problema y es más sencillo entonces definir objetivos y planear un tratamiento; pero inevitablemente se cae en la tan detestada etiquetación. Por otra parte, si se hace una definición más extensa se pierde el sentido y es difícil marcar la línea entre los que están adentro y los que no entran en tal definición.

Lo importante es considerar que no basta colgar a los niños una etiqueta que no les sirve de nada, ni fingir demencia asegurando que son iguales al resto de las personas o que sólo hace falta un pequeño cambio y el niño podrá aprender, sino que es necesario entender que necesitan apoyo y que el psicólogo, independientemente de la definición que dé al problema, planee una forma objetiva de ayudarle.

 

 

 

 

 

 

 

 

BILIOGRAFIA

 

 

 

§         Lic. Claudia Simó, Especialista en Dificultad de Aprendizaje. Centro Vida y Familia Ana Simó. http://www.centrovidayfamilia.com/print.php?art_id=162

 

§         Alma Lorena Vite Arrazola. http://www.ecatepec0720.com/revista2/005probapren.htm

 

 

 

  • Libro de Psicopedagogía Educativa.Ucad.

3 comentarios to “niños con lento y rapido aprendizaje”

  1. Carlos Morales Says:

    muy buenas tardes tengo una duda inmensa, tengo 2 alumnas que poseen edades entre 16 y 18 años, he identificado problemas de aprendizaje no pueden analizar, no saben saltar cuerda, se enojan con facilidad pues no comprenden algo, cuando se ha visto una película convencional, hay que explicarse paso a paso, un chiste no es comprensible y también hay que explicarlo, he observado que su padre posee el mismo problema y tienen otra hermana con retraso mental y no se como hacer para ayudarles pues no soy psicologo y no quieren ir donde uno pues tienen el mito que es para locos. me podria aconsejar que hacer con ellas para ayudarles

    • esteban100 Says:

      GRacias por tu interes en tus estudiantes, demuestras capacidad en tu labor docente,pero es necesario saber que nivel de estudio cursan, de que lugar o pais son porque asi se pueden usar los recursos que el ministerio de educacion posee en cada nacion o por lo menos que opciones puedes tener, pero si no hay mucho que hacer, recuerda que en tu evaluacion de cada alumno debes medir los logros de cada estudante dependiendo de la capacidad (CI:Coeficiente intelectual) y dependiendo del esfuerzo que el alumno haga en lograr lo que se le pide. y en elcaso de los padres, es importantes hacerles ver que es su responsabilidad que tengan una educacion especial debido a su problema de asimilacion, de no acceder a un profesional por una desicion personal negligente pues debieran firmar un documento exonerandote de cualquier responsabilidad de la educacion de sus hijos por negligencia, en el caso de que no logren acoplarse al nivel de sus compañeros estudiantes, pero esto es un ultimo recurso…
      (Esta es una idea no una sugerencia forzada.)
      Puedes crear evaluaciones diferentes, exclusivaente para ellas y utilizar metodologia adecuada que llene, lo visual audible y palpable posible para ti y dependiendo de los recursos con que cuentes, pero para eso necesitas aprovacion de tu jefe mas proximo y si tan mal es el caso discutelo con el personal docente de que has intentado lo posible, y si ellos no acceden (los padres) a recibir ayuda profesional no hay mucho que tu puedas hacer. A lo mejor que pudieras llevar al psicologo al centro escolar y evalue el caso personalmente.
      Son ideas, no mas.
      Bendiciones en tu labor, disfruta lo que haces y todo ira mejor.

  2. juan domingo d Says:

    Hola,voy a comentar sobre mi hija, ella es una niña muy alegre y sentimental, cariñosa, picara…, En 1º grado era una niña muy alegre iva con gusta a clase muy atenta , colaboradora con la maestra y levanta la mano para responder con entusiasmo y savia la leccion.la maestra era muy didactica amable …
    En 2º grado comenzó con mucho entusiasmo y lo tubo x los primeros meses para nosotros los papas no había duda de su inteligencia y aprendizaje asta que comenzó a perder el entusiasmo, ser improlija,hasta mediado de año no termina de copiar los ultimos 5 meses copia todo respuesta de aber exigido que lo haga, no se concentra y sus notas promedio es BUENO
    a B- Notamos su gran perdida de entusiasmo y nos cuesta mocho hacerle entender su leccion y va muy fatigada al colegio
    La maestra es muy seria, tiene poco genio, no saluda a los padres a no se que un padre la hable y siempre camina mirando al piso. Esta actitud negativa nos hace pensar que la docente es el factor principal de la falta de entusiasmo de nuestra hija.

    Desdes ya muchas gracias por la atencion prestada y estare muy agradecido del comentario que puedan hacer.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: